Tierra de Grandes Barrancas

 

 

sierratarahumara1Parque Natural Barrancas del Cobre.

En las barrancas chihuahuenses, un inmenso territorio casi totalmente explorado de la Sierra Madre Occidental, se puede estudiar una lección viva de geología. La riqueza de su flora y fauna, el hallazgo frecuente de vestigios arqueológicos en el interior de cuevas, una cantidad considerable de reales mineros ya abandonados, el inmenso campo de acción que significa para la espeleología y el montañismo, la majestuosa belleza de sus paisajes y las posibilidades de entrar en contacto con las culturas nativas como la Rarámuri, son atractivos suficientes para inscribir a esta zona en el mapa mundial del Turismo de Naturaleza, en el extenso Parque Nacional, creado por la madre naturaleza hace millones de años.Actualmente se utiliza el nombre genérico Barrancas del Cobre o Copper Canyon para enumerar las 11 barrancas que sobrepasan los mil metros de profundidad en una extensión de 60 mil kms. cuadrados que llamamos Parque Natural Barrancas del Cobre.

 

 

 

sierratarahumara2

La Barranca del Cobre (1,300 mts) es la más accesible y la más visitada, gracias a la Estación Divisadero del Ferrocarril Chihuahua al Pacífico, aunque el tendido de la vía del tren va por el Cañon de Septentrión (1,600 mts). La más profunda y que se ensancha espectacularmente para ser admirada desde el mirador del Cerro del Gallego, es la Barranca de Urique, (1,879 mts.), accesible desde estación Bahuichivo y del pueblo Misional de Cerocahui; Batopilas (1,800 mts.), que da nombre al Pueblo Mágico y antiguo Mmineral que se ubica a menos de 500 metros de altitud, subsistiendo como un museo vivo; Chínipas (1,600 mts.), antiguo pueblo Misional y mineral, accesible desde Estación Témoris;  Candameña (1,750 mts), también llamada la Barranca de las Cascadas, por permitir las caidas libres de agua de Basaseachi (246 mts) y Piedra Volada (453 mts.), las dos cascadas más altas de México; Sinforosa (1,830 mts.), también conocida como la Reina de las Barrancas ubicada 18 kms. al sur de Guachochi; Choruybo (1,200 mts.) y Oteros, que dividen a los antiguos pueblos de Uruachi y Maguarichi; Tararecua (1,000 mts.) , que nace en las inmediaciones de Cusárare y finalmente la barranca más norteña, Huápoca (1,620 mts.),  famosa por contar con numerosas cuevas con casas, signos de haber sido habitada por los ancestros de la cultura Paquimé. A cual más, importantísimas fallas geológicas resultado del intenso vulcanismo que junto con la erosión, forjaron la accidentada geografía que cobija a nativos, y dio abrigo a misioneros, mineros y aventureros, que conforman al habitante actual de la Sierra Tarahumara.