Juárez y sus alrededores

En el extremo norte de Chihuahua y de México donde la línea fronteriza se dibuja y el desierto circunda la altiplanicie mexicana, ahí se asienta esta urbe, la más grande del estado y una de las más dinámicas del país. Medio millar de plantas maquiladoras, además de otras muchas industrias y negocios, espacios comerciales y centros de educación superior, dan fe de que ésta es una ciudad de trabajo intenso, de carácter recio, que desde su fundación en 1659 se ha sobrepuesto una y otra vez a un medio hostil y entornos adversos. Ahora, tras años de ser castigada por la violencia, recupera poco a poco la paz y vuelve a mostrar el orgullo y el optimismo que siempre ha tenido. Por eso da gusto encontrarse con los letreros que en muchas partes de esta multifacética urbe señalan “aquí empieza México”. 

Juárez es hoy una ciudad con todos los atractivos de las ciudades modernas: áreas verdes, lugares de esparcimiento, museos y centros comerciales. Pero en la medida en que ha sido escenario central de diversos episodios cruciales del pasado mexicano, destaca por sus rincones históricos. En especial llaman la atención los sitios que jugaron un papel especial durante la Revolución Mexicana y con motivo de las celebraciones del centenario, han sido rescatados y remozados para renovar la fisonomía de esta ciudad que comienza a despertar. 

 

Monumentos de fe:
La Catedral y la Misión de Guadalupe 

Cómo llegar: Ambos templos se encuentran sobre el costado poniente de la Plaza de Armas en el cruce de 16 de Septiembre, Vicente Guerrero y Noche Triste. 

catedraljrzEn el centro de la ciudad se levanta la Catedral de Juárez, dedicada a Nuestra Señora de Guadalupe. Su edificación inició en 1935 y los trabajos continuaron en las décadas siguientes. Las torres quedaron terminadas en 1957. Esta sobria construcción de estilo neoclásico destaca por su fachada de cantera. Un incendio a fines de los años setenta obligó a redecorar su austero interior que ahora luce vistosos vitrales. 

misiongpeA mano izquierda de la Catedral se levanta la Misión de Guadalupe, un templo con una historia mucho más larga. Si bien la presencia de los franciscanos en la zona se remonta a fines del siglo xvi, fue hasta 1659, cuando un fraile de esta orden, García de San Francisco, fundó la misión de Nuestra Señora de Guadalupe de los Mansos del Paso del Norte, con el fin de evangelizar a los indios mansos y piros de la zona. Tal misión daría origen al poblado que más tarde se llamó El Paso del Norte y que desde 1889 se llama Ciudad Juárez (el lado estadunidense del poblado conservó el nombre de “El Paso”). Heredera de aquella vieja misión es esta iglesia, que a pesar de múltiples intervenciones arquitectónicas a lo largo de más de 350 años, mantiene su sencillo estilo misional franciscano. De planta cuadrangular, cuenta con una sobria portada de cantera con un arco rebajado flanqueado por pilastras que rematan en pirámide. Encima, se encuentra el marco mixtilíneo de la ventana coral. A la derecha del templo llama la atención el campanario de tres cuerpos, erigido como estructura independiente.El interior es igualmente muy sobrio, aunque su techo cuenta con una soberbia viguería decorada con elementos geométricos finamente labrados y policromados que le dan un cierto aire mudéjar. Se dice que este trabajo ornamental bien pudo deberse a las manos de un grupo de carpinteros hispanomexicanos que se asentaron en Pecos, Texas (a unos 300 km al oriente de Juárez) a principios del siglo xvii o bien a sus aprendices indígenas locales. glorias de antaño: 

 

Museo de la Revolución en la Frontera (muref):
Ex Aduana

 

Cómo llegar: Está una cuadra al oriente de la Plaza de Armas, en la esquina de las avenidas Juárez y 16 de Septiembre. 

museorevolucionMuy cerca de la Plaza de Armas se encuentra un notable edificio de aires europeos en cuya fachada ostenta el letrero de “Aduana Fronteriza” y que hoy alberga al Museo de la Revolución en la Frontera (muref). El lugar es interesante tanto por su arquitectura como por su rico contenido museográfico, y es punto obligado de toda visita a Ciudad Juárez. 

El edificio, de ladrillo visible y cantera y provisto de mansardas, fue erigido entre 1885 y 1889 por el gobierno federal como oficinas de la aduana. Su constructor fue el ingeniero Manuel Garfias quien siguió el diseño ecléctico y de buen gusto del arquitecto estadunidense George E. King. Con el paso del tiempo, el edificio fue sometido a ciertas intervenciones arquitectónicas; una de ellas tuvo lugar de cara a la entrevista que aquí celebraron, el 16 de octubre de 1909, los presidentes de México y Estados Unidos, Porfirio Díaz y William H. Taft. En esa ocasión se le puso al patio central el techo de lámina repujada y artesonado traído de Francia, se le agregaron las pilastras y el aplanado de yeso con medallones, frescos y otros elementos decorativos. 

El lugar ha sido escenario central de varios acontecimientos históricos, además de la mencionada entrevista Díaz-Taft, que fue la primera reunión de los presidentes de ambos países. En mayo de 1911, el líder de la Revolución, Francisco I. Madero instaló aquí el Palacio Nacional Provisional. Aquí también se negociaron y firmaron el 21 demayo de 1911 los Tratados de Ciudad Juárez, por los que Porfirio Díaz se comprometió a renunciar a la Presidencia de la República y se puso fin, provisionalmente, a la lucha armada de la Revolución. En 1913, cuando Francisco Villa volvió a levantarse en armas, aquí estableció su cuartel general; y meses más tarde, el Primer Jefe de la Revolución, Venustiano Carranza la utilizó para establecer sus oficinas. 

En 1976, el gobierno federal cedió el inmueble al gobierno de Chihuahua que en 1990 instauró aquí el Museo Histórico de Ciudad Juárez. Con motivo del centenario de la Revolución, este museo tuvo un cambio en su concepto museísticao y dio lugar al nuevo muref, el cual fue inaugurado por el presidente de México el 22 de mayo de 2011. A través de fotografías, objetos históricos, mapas y dispositivos interactivos, este museo ofrece una visión panorámica de la Revolución en esta parte de la frontera norte. En cada una de sus diez salas, uno se acerca a diversos aspectos de este acontecimiento como el triunfo maderista, el liderazgo de Pancho Villa, la fotografía de la Revolución, la geografía de los hechos de armas y otros acontecimientos de gran valor histórico. 

 

Un palacio presidencial en el desierto:
La Casa de Adobe 

 

Cómo llegar: Del centro hay que acercarse al río Bravo y tomar la avenida Ing. Bernardo Norzagaray hacia el noroeste hasta la calle Canutillo en la colonia Rancho Anapra, donde se dobla a la derecha. Son 7 km desde la Plaza de Armas. 

casadobeA unos 7 km al noroeste de la Plaza de Armas se localiza este edificio, que es réplica exacta de lo que fue la sede de la Presidencia Provisional de Francisco I. Madero en la Revolución. Se encuentra justamente en el sitio donde estuvo la Casa de Adobe original. Aquella primera casa se conocía en 1911 como el Rancho de las Flores. Fue aquí donde Madero, al iniciar el acoso rebelde sobre Ciudad Juárez, instaló el Palacio Nacional Provisional de la Revolución en abril de ese año. Ubicada a unos pasos del río Bravo y del punto donde la línea fronteriza enfila tierra adentro hacia el poniente (por si acaso había que escapar repentinamente), se temía que en un enfrentamiento alguna bala cruzara a territorio estadunidense y provocara así un incidente internacional. Sin embargo, esto no ocurrió. En contraparte, su cercanía con Estados Unidos le daba la rara ventaja entonces de contar con una línea telefónica. Funcionó como Palacio Nacional revolucionario hasta la toma de Ciudad Juárez el casadobe210 de mayo; después, Madero mudó sus oficinas a la Aduana Fronteriza. Como en las fotografías de la época, la casa de adobe aparecía en color gris, mucha gente la comenzó a llamar “la Casa Gris”. El mote tuvo buena acogida entre los múltiples periodistas extranjeros que cubrían los inicios de la Revolución mexicana y que vieron en ella la contraparte local de la Casa Blanca de Washington. El edificio original subsistió en pie hasta 1968, cuando una crecida del río Bravo se lo llevó. En fechas recientes, con motivo del centenario de la Revolución Mexicana se decidió su reconstrucción en su forma y dimensiones originales y en el mismo lugar, es decir, junto a la mojonera número uno de la línea internacional. La nueva Casa de Adobe fue inaugurada el 9 de mayo de 2011. El sencillo inmueble de dos cuartos hechos con ladrillos de barro alberga mobiliario y utensilios de vida cotidiana de principios del siglo xx: camastros, comedor, espejo, billetes, teléfono, baúles, estufa, filtro de agua, etc. Todo esto, además de recordar los días de Madero por este lugar, constituye una formidable colección de antigüedades. 

 

Un espacio de luz en la frontera:
Museo de Arte de Ciudad Juárez 

Cómo llegar: Av. Lincoln y Coyoacán s/n, Zona pronaf. 

museoarteA unos 3 km al oriente de la Plaza de Armas se llega a la Zona pronaf (Programa Nacional Fronterizo) donde se encuentra este museo, antes conocido como Museo de Arte e Historia. Este recinto ocupa un peculiar edificio diseñado en 1964 por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, quien colaboró en los proyectos de la Basílica de Guadalupe, del Museo de Arte Moderno y del Estadio Azteca, todos en la Ciudad de México. 

El Museo de Arte ofrece una visión general del arte y la cultura del México prehispánico, y cuenta con espacios para exhibiciones temporales de artistas plásticos nacionales y estadunidenses. Dentro de su programa está Un día en el museo, el cual pretende acercar a todo el público a la lectura y a las actividades artísticas. Se realiza el tercer sábado de cada mes y no tiene costo. 

 

 

Una mirada abierta:
Al centro Cultural Paso del Norte

 

 

Como llegar: Anillo envolvente pronaf, Col. Progresista. 

pasodelnortreUn kilómetro al oriente del Museo de Arte se sitúa este complejo cultural que en sus diversas instalaciones posee tecnología de primer nivel. En el lobby principal sobresale el vitro-mural Elemento Mágico de la artista chihuahuense Patricia Baéz. En su colorida obra plasma la historia de la frontera, colocando al sol y al desierto como elementos fundamentales en el desarrollo de la comunidad juarense. 

Otros espacios que integran este conjunto arquitectónico son el Teatro Víctor Hugo Rascón Banda que cuenta con espacios para personas con capacidades diferentes y es el de mayor aforo; ahí se han presentado puestas en escena, óperas y otros eventos de talla internacional. El Teatro Experimental Octavio Trías, sala de usos múltiples, anfiteatro, explanada, librería y un amplio estacionamiento. 

 

 

Inolvidable Rincón:
Bar Kentucky

 

Cómo llegar: Avenida Juárez Norte 629. 

kntokyEs un lugar de gran tradición, desde su fundación en 1919 han desfilado artistas, actores, políticos y deportistas de gran talla. Es uno de los imprescindibles de Ciudad Juárez. En sus orígenes fue expendio de una fábrica de whiskey del estado de Kentucky. Durante la Segunda Guerra Mundial, el bar empezó la venta de boletos para espectáculos presentados en esta ciudad fronteriza. Algunos de los eventos más populares eran para los juegos de beisbol, peleas de box y corridas de toros. En 1994 dio un giro en cuanto a la venta de bebidas, pues aquí se creó y se sirvió por primera vez la “margarita”, ya famosa en el mundo. 

 

 

 

 

 

 

 

Las áreas verdes:
El Chamizal

 

Cómo llegar: En la franja fronteriza, a diez minutos del centro de Ciudad Juárez.

chamizalcamhizalbanderaA raíz de una crecida en 1864, el río Bravo cambió de curso y dejó sobre su ribera norte al terreno conocido como El Chamizal, de unos 3 kilómetros de largo por 1 de ancho aproximadamente. Muy pronto, el gobierno mexicano inició las reclamaciones por esa porción del territorio nacional, pero el gobierno estadunidense lo devolvió hasta 1967. Hoy, El Chamizal es un amplio parque donde se encuentran espacios deportivos como el Estadio Olímpico Benito Juárez, monumentos, recintos culturales y educativos, un cruce fronterizo y las instalaciones de la Expo Juárez, la feria local que se realiza año con año en junio y julio. 

 

 

Aventura al límite:
Parque extremo Trepachanga 

 

Cómo llegar: Periférico Camino Real y Feldespato, a un costado de Grupo Yvasa. 

trepachangatrepachangatorrSe definen como un parque de eco aventura; su atractivo principal son cuatro tirolesas que recorren más de 1100 metros. Tiene también cuatro campos de paintball y áreas para acampar. Si va de paseo en familia, este parque es una buena opción para hacer un picnic, visitar el Jardín Botánico, hacer senderismo por las rutas a la montaña o al arroyo seco. Para quienes desean algo más atrevido está la pista para cuatrimotos, bici de montaña y vehículos 4x4; rutas para escalar en roca y caminos extremos. El área de acampar está acondicionada con sombras, bancas con sillas, asadores y área de fogata. 

 

Un espacio diferente:
Museo La Rodadora 

 

Cómo llegar: Av. Teófilo Borunda 6632, Col. Jarudo del Norte. A un costado del Parque Central Oriente. 

rodadoraHeredero directo del Papalote Museo del Niño, este museo interactivo es una nueva opción para los juarenses. Bajo el concepto de espacio y gente, mantiene una propuesta temática en un eje natural (conocer el origen del entorno, su evolución y la investigación científica desarrollada ahí) y un eje social (participación y convivencia de los habitantes), de tal suerte que en sus salas museográficas es posible apreciar temas como historia cultural, arte urbano, tradiciones, ciudad y gente, ciencia y tecnología, entre otros muchos. Cuenta con una sala 3D, una biblioteca con tecnología a la vanguardia, áreas de comida y todos los servicios para hacer que los visitantes tomen conciencia de su entorno. 

 

 

 

 

Una extraña maravilla natural:
Los Medanos de Samalayuca

 

dunasSin duda es uno de los parajes más asombrosos de México: un desierto inconmensurable de pura arena fina, que forma incontables médanos o dunas errantes. Se localiza junto al pueblo homónimo, a unos 47 km al sur de Ciudad Juárez, por la carretera federal 45. Forma parte de los municipios de Ascensión, Guadalupe y Juárez, encontrándose en éste último mayor territorio. Desde hace tres años se ha integrado a la lista de Área de Protección de Flora y Fauna. La arena es el suelo común de buena parte de los llanos del norte y noroeste de Chihuahua, pero generalmente la poca humedad y el viento permiten que sobre ella crezcan arbustos y pequeñas plantas. Sin embargo, sobre esta región de cientos de kilómetros cuadrados las condiciones naturales son mucho más adversas y sólo dejan levantarse alguna yuca o algún chamizo, si es que dejan crecer algo. Entonces la arena predomina y forma inmensos médanos que hay que contener con barreras de troncos para evitar que invadan las vías del ferrocarril y las carreteras. 

dunas2Desde la carretera a Chihuahua, los médanos son visibles por cerca de 10 kilómetros. No obstante, esta vía atraviesa la zona por su parte más angosta, que en su eje mayor este-oeste llega a alargarse por 40 km. El mejor momento para visitar esta región es el otoño, después del calor del verano y antes de que el invierno levante las tormentas de arena. Desde la sierra de Samalayuca, sobre el costado poniente de la carretera se logra una excelente vista panorámica de la zona. Pero igualmente el viajero puede incursionar en ella y disfrutar de caminatas, recorridos en bicicleta o sand boarding (deslizamiento con tabla sobre la arena). Este inabarcable reino de arena constituye simplemente uno de los escenarios de desierto más bellos de toda Norteamérica. Aproveche su visita a los médanos para acercarse al ejido Ojo de la Casa, un sitio histórico donde dejaron huella Benito Juárez. Esta tierra de manantiales fue erigida en el siglo xix y aún quedan vestigios de la hacienda gandera Ojo de la Casa. Otro aspecto que no debe descartarse es un recorrido a la cordillera oeste de la Sierra de Samalayuca y ser testigo de los petrograbados que hace 1500 años fueron plasmados en forma de borregos cimarrones, figuras antropomorfas de astros, brujos y dioses.